Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:

MAYO DE 2021  /  URBANISMO

Majadahonda contemporáneo

15-05-2021 12:22 p.m.

Por Antonio López / Arquitecto-Director Gerente Estudio AUT / www.estudioaut.com

El siglo XX es el que ha forjado definitivamente la identidad de Majadahonda. 

Hasta el inicio de la guerra civil española, Majadahonda era un pueblo de carácter agrícola y ganadero. Sus principales cultivos consistían en cereales, olivos y vid. 

Urbanísticamente, se desarrollaba alrededor de dos ejes perpendiculares: uno en dirección norte-sur, el del “Camino Ancho”, la actual Gran Vía, que era el camino que unía Majadahonda con Pozuelo y con Las Rozas, y el otro eje que se desarrolla en sentido  este-oeste, el que unía Majadahonda con El Pardillo y con El Plantío.

Durante la Guerra Civil española, Majadahonda queda totalmente destruida, y al finalizar ésta, el pueblo pasa a incluirse a la recién creada Dirección General de Regiones Devastadas. Esta dirección general estuvo en vigor hasta 1.957.

La reconstrucción se caracterizó por su rapidez para tener listas viviendas y comenzar con un desarrollo económico que dé respuesta al deseo de recuperar la normalidad social. Otro de los objetivos fue dar ocupación a todas las personas sin trabajo en el municipio.

La reconstrucción se basaba en la nueva concepción urbanística macroestructural. La concepción tipológica de sencillez y racionalidad que contribuyó a crear un nuevo modelo urbano, mucho más funcionalista que las planificaciones tradicionales.

La población regreso al pueblo para trabajar el campo, donde, a mediados de los cincuenta, la economía empezaba a recuperarse.

Este nuevo urbanismo, que pusieron en marcha los arquitectos españoles, determinó el crecimiento del pueblo que hoy conocemos, poniéndose de manifiesto que la Arquitectura impulsada desde la Dirección General de Regiones Devastadas, tuvo como principio motor los postulados más vanguardistas del momento, enraizadas con las aportaciones teóricas que en los años veinte y treinta, que se habían debatido en Europa y América, convirtiéndose en referencia para otros países al finalizar la Segunda Guerra Mundial. 

La arquitectura combinaba tradición estética con vanguardia urbanística.

(60) Durante la década de los sesenta, Majadahonda sufre una transformación urbana de gran relevancia, pues se incide en las infraestructuras básicas y necesarias, creándose la red general de alcantarillado y la adopción de usos terciarios con dotaciones sanitarias y docentes.

(70) A finales de los años setenta comienzan a producirse las reformas y ampliaciones de las viviendas de Regiones Devastadas, tanto las de una como las de dos plantas, además de iniciarse los primeros crecimientos residenciales de la ciudad, inspirándose en el modelo de ciudad jardín, con edificación mayoritariamente unifamiliar y urbanizaciones en bloque abierto.

En dirección norte-sur la principal vía estructuradora es la Avenida de España, que discurre desde el límite norte con Las Rozas hasta el Polígono El Carralero. Es paralela a la Gran Vía de Majadahonda, principal eje del núcleo urbano original, que hoy es una vía peatonal de gran importancia comercial gracias a la asunción de la mayoría de su tráfico rodado por parte esta avenida. En torno a la Avenida de España la edificación se compone principalmente de urbanizaciones privadas de viviendas de buena calidad en bloque abierto. En esta calle se encuentran también la superficie comercial Zoco de Majadahonda, el Parque Colón y varios equipamientos urbanos de importancia.

Cuenta con dos espacios naturales de alta protección ambiental: el Parque Regional de Curso Medio del Río Guadarrama, al oeste del casco urbano, y el Monte del Pilar, al este del mismo, que limitan la expansión urbanística de la ciudad. El núcleo urbano original de Majadahonda se encuentra atravesado por dos grandes vías que han estructurado el crecimiento urbanístico de la ciudad. En primer lugar, en dirección este-oeste destaca la carretera de Villanueva del Pardillo a El Plantío, representada en el núcleo urbano por la calle Doctor Calero. Comunica el centro urbano con la única estación de ferrocarril del municipio, situada en su extremo este.   Ω