Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:

OCTUBRE DE 2021  /  ENTREVISTAS

“ESTAMOS PREPARADOS PARA ASCENDER”

09-10-2021 9:06 a.m.

Álvaro Gómez, director general del Rayo Majadahonda / Por Patricia García Sancho. Imágenes: Ricardo Rubio.

La revista MAJADAHONDA IN es recibida, una mañana de entrenamiento en sus instalaciones por parte del equipo directivo, técnico y deportivo de este gran equipo local. Desde el principio de la entrevista, observamos un gran ambiente entre todos ellos.


Álvaro Gómez, director general del Club

—¿Álvaro, por qué eres director general del Rayo Majadahonda?

Estudié derecho e hice un máster en derecho deportivo internacional y tenía claro mi camino, estar en clubes deportivos. Empecé en el Alcobendas Sport, luego me fui al Adarve y continué en el Rayo como como jefe de administración y ahora soy el Gerente (más de la parte administrativa que deportiva).

Estoy muy contento y es un orgullo para mi tener este cargo. Llevo en el Rayo desde octubre de 2019. Con el tema del Covid, en estos dos años

—Ha pasado “de todo”, ha sido un periodo muy intenso pero muy bien. ¿Es rentable o te cuesta dinero?

Un club en estas categorías siempre es deficitario, no da beneficio por si sólo, por el hecho de jugar, a diferencia de los clubes de 1ª y 2ª. Nosotros lo que intentamos es que pueda llegar a ser rentable con todos los medios que tenemos con todo lo que conlleva (salarios etc) porque la Federación no te da el suficiente dinero para un balance positivo. Procuramos generar los suficientes ingresos con las escuelas los abonos venta de entradas la tienda.

—¿Qué papel juegan los patrocinadores en este sentido?

El papel de los patrocinadores es muy importante.

Son parte fundamental porque se suman a un proyecto que no tiene la misma visibilidad que tendrían en el futbol más profesional; es un acto de buena voluntad por su parte. El principal es Afar 4, que es el que llevamos en las camisetas. Los demás tienen menos visibilidad, pero les tratamos con el mismo cariño.

—¿Qué compensación reciben los patrocinadores por parte del Club? ¿Qué visibilidad?

Pues desde las vallas publicitarias en el campo (por aquí pasan más de 800 familias), hasta nuestras redes sociales con más de 30.000 seguidores. También están publicados en la web (rayomajadahonda.es). Por otro lado, hacemos muchos eventos y actividades con ellos.

Destaco el envío de emailing periódico a nuestra base de datos de más 1.000 abonados, promocionando a estas empresas.

Desde Majadahonda, nos piden que animemos tanto a las familias abonarse al club (los precios son muy asequibles), como a las empresas a patrocinar este gran equipo (marketing@rayomajadahonda.es).

Afar 4, nos indica que para ellos es una satisfacción poder patrocinar a un equipo como el Rayo Majadahonda. Es el equipo del pueblo, nació aquí, y tiene una serie de valores que comparten como el trabajo en equipo, el respeto y el sacrificio. “Llevamos muchos años acompañándolos en su andadura y esperamos que sean muchos más."

—¿Cómo lleva tener al Atlético de Madrid de Inquilino?

El Cerro del Espino es del Rayo y tenemos al Atlético de “inquilino”, sí. Ellos tienen la concesión y llevan la gestión de la instalación por convenio. Tenemos todos los años un pago del atlético por el uso de las instalaciones.

Es una relación buena porque tenemos un trato muy directo; además lo utilizamos para jugar con el primer equipo.

—¿A qué aspiráis en la liga?

El objetivo, desde que el Rayo subió a 2 en 2018 y “una vez que se prueba la miel” con este hito histórico (con medios de equipo humilde), es volver a 2ª división. Sabemos que estamos en una competición muy complicada porque estamos con grandes equipos como el Deportivo de la Coruña, el Badajoz o el Racing de Santander (equipos que han estado en primera y que tienen mucho más presupuesto). Tenemos los pies en el suelo y no nos ponemos límite. Vamos semana a semana.

En esta temporada ya no queda ni un solo jugador de 2018.

—¿Está preparado el equipo para regresar a la segunda división?

Yo creo que sí, en todos los aspectos, tanto el administrativo como el deportivo. Además, al haber estado hace 3 años, más, ya que el equipo ya lo ha vivido.

Álvaro concluye, a través de MAJADAHONDA IN, pidiendo a los majariegos que se unan al proyecto, que al final el futbol modesto es el fútbol de verdad y que juntos seguro que consiguen llegar a las metas propuestas. Es difícil, dice, ya que en Madrid hay grandes equipos en primera y segunda pero el Rayo es de aquí y ofrece espectáculo todos los fines de semana (cada 15 días en casa). La entrada oscila entre 15 y 30 euros nada más.




EL RAYO MAJADAHONDA, UN EQUIPO CON HISTORIA

A pesar de que el registro en la Federación de Fútbol de Madrid como equipo federado corresponde al año 1976, el primer indicio real del Rayo Majadahonda data de 1958.

Se trataba de los jóvenes de Majadahonda -una localidad en plena reconstrucción que apenas alcanzaba los 2.000 habitantes- que, ansiosos por practicar su deporte favorito, vieron en el fútbol la mejor forma de emplear el poco tiempo libre que las faenas diarias les dejaban. Pasaban del campo (agricultura y ganadería eran las ocupaciones de la gran parte de los majariegos de entonces) al otro campo, al de juego. Y así comenzaron, casi sin darse cuenta, la historia del Rayo Majada- honda. Un balón, un terreno de siembra que hacía las veces de campo de fútbol y una enorme afición fueron sus avales para construir los cimientos de nuestro equipo.

El plantel madrileño dio la sorpresa en 2016/17 al finalizar en cuarto lugar, lo que les permitió disputar su primer playoff de ascenso .

El club majariego debutó en la categoría de plata el 19 de agosto de 2018, con derrota ante el Real Zaragoza.




Jorge Casado, 2º capitán del Rayo Majadahonda

“Queremos seguir “dando guerra”

—¿Jorge, cómo es jugar en un equipo como el Rayo?

Pues yo ya he dado muchas vueltas. Salí de la cantera del Rayo vallecano, luego estuve en el Real Madrid, en el Betis, en el Zaragoza y fuera he estado en Grecia 3 años; me salió este proyecto cuando quise volver a España. Conocía a Oscar, el director deportivo y a los dueños también, a Alejandro Arribas y la verdad es que me gustó. Ésta es mi segunda temporada en el equipo. Somos como una pequeña familia, el ambiente es estupendo. ¡Da gusto trabajar con ellos!

—¿En qué se diferencia de otros equipos en los que has jugado?

Es un club que conozco de toda la vida. Yo soy de Madrid, de Vallecas y nos hemos enfrentado en campeonatos inferiores. Siempre ha sido un equipo pequeño que ha dejado su huella cuando subió a segunda y están haciendo las cosas muy bien. Es un club que a nivel infraestructuras ha subido mucho y en temas económicos los jugadores no tenemos ningún problema, estamos al día de pagos.

Una de las diferencias es que es un club que está muy bien organizado, yo he vivido en el Rayo vallecano alguna temporada muy desastrosa. Cuando tienes un problema sabes con quien tienes que hablar, si hay un problema de lesión, tenemos una clínica con la que trabaja el club y se soluciona muy bien.

—¿Echa de menos un mayor calor por parte de la afición?

Yo creo que “es lo que hay”, el año pasado, a pesar de la pandemia, la gente ha respondido muy bien cuando se empezaba a permitir público. De hecho, en los partidos que jugábamos fuera, la gente ha viajado con nosotros. El día del ascenso contra el CF Villanovense, a parte de todos los empleados del club viajaron familiares y aficionados a Villanueva de la Serena (Badajoz) y fue un detallazo.

Por ejemplo este fin de semana que jugamos en Extremadura se está planeando un viaje para la afición, con todas las facilidades, buen precio, autobús etc

El calor de la afición responde muy bien; por supuesto nos gustaría más calor pero el que hay es genial.

—¿Qué es lo más difícil de jugar en Segunda B?

Yo creo que hay muchísimos equipos de mucho nivel y son pocos los que ascienden. Hay que formar un gran grupo con un presupuesto medio. Para nosotros la exigencia es la permanencia, hemos hecho un buen comienzo de liga, tenemos una plantilla muy compensada. Yo estoy muy feliz aquí.

—¿A qué aspiras personal y profesionalmente?

Lo primero vamos a ir paso a paso, “partido a partido”. Lo que quiero sinceramente, yo, con 32 años y después de jugar a alto nivel y en el extranjero, es subir a una categoría superior, pero sobre todo me interesa el colectivo, ayudar a todos mis compañeros, a los que están empezando. A nivel personal aspiro a seguir creciendo; puedo seguir “dando guerra”.

El primer capitán que no ha podido venir, es Néstor Susaeta que tiene una carrera impresionante.


Abel Gómez, el nuevo entrenador del Club.

“El fútbol es injusto la mayoría de las veces”

—¿Abel, cómo es el día a día de un entrenador de un equipo como el Rayo?

Hay que echarle muchas horas, nos cuenta. Empezamos con un desayuno juntos, jugadores y cuerpo técnico, después el entrenamiento y después nos quedamos un tiempo viendo videos de rivales y preparando el partido del fin de semana. Es un trabajo a tiempo completo. Luego en casa tienes que analizar, ver videos. Es bastante trabajo, pero cuando uno hace lo que le gusta y con pasión, “uno está contento”.

—¿Sientes menos presión que en otros equipos en los que ha estado? ¿En qué equipos has estado de “míster”?

He estado en el Atlético Sanluqueño, también en segunda B, con mucha tradición e historia. Al final la presión es la misma, es la que se mete uno por intentar hacer las cosas bien. Este club es muy bueno para trabajar porque es muy familiar y hay muy buen ambiente.

—¿La presión vendrá cuando juguéis contra equipos que han estado en primera como el Depor o el Racing verdad?

Mas que presión son partidos especiales, por el campo al que vamos que son de clubes grandes.

Nosotros lo que nos proponemos es en los 90 minutos hacer muchas cosas bien, el año es muy largo y hay todo tipo de situaciones. Son 38 jornadas y lo que es difícil es mantener el nivel. El futbol es injusto la mayoría de las veces. Hemos hecho un inicio muy bueno.

Por ejemplo el año que subimos a primera, en 2018 a 11 o 12 jornadas antes que acabara la temporada estábamos a 2 punto del descenso.

Ahora hay no sólo hay que coordinar parte técnica y deportiva sino también la psicológica.

—¿A qué aspiráis? ¿A subir a segunda?

Aspiramos a ganar el domingo próximo… A consolidar el equipo y sacar el máximo de rendimiento posible.

—¿Echas de menos un mayor apoyo de la afición?

La afición que tenemos es muy fiel, aunque no sea muy numerosa. En cada partido local tenemos unos 1000 o 1500 espectadores y nos gusta que se vayan contentos.

—¿Qué es lo que no puede faltar en un entrenamiento de Abel?

La intensidad y que el jugador entienda por qué se le exigen las tareas; ahora los jugadores son más analíticos y demandan más información sobre los aspectos técnicos.

Para concluir, Abel pide a la afición que nos siga apoyando y que los majariegos se involucren al máximo porque al final es bonito que el nombre de Majadahonda “suene” por toda España gracias al deporte.   Ω

Más artículos

Majadahonda contemporáneo

15-05-2021 12:22 p.m.

REGRESO A PLOVDIV (BULGARIA)

27-04-2021 9:11 a.m.

El origen de Majadahonda

25-04-2021 9:59 p.m.

ASURMAJ

21-04-2021 8:14 p.m.

Jose Luis Álvarez Ustarroz

21-04-2021 8:04 p.m.

Queridos majariegos:

21-04-2021 7:58 p.m.

Pozueloin: Usted, ¿de qué se queja?

EXPRESA LIBREMENTE TUS OPINIONES EN EL BUZÓN

octubre de 2021

NÚMEROS ANTERIORES:

2021

Artículos relacionados

 1

 2

 3

 EDITORIAL Queridos majariegos: