Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:

JUNIO 2021  /  VIAJES

CIUDAD RODRIGO, “Ciudad Antigua, Noble y Leal  (parte primera)

23-06-2021 4:30 p.m.

Por María del Mar García Aguiló / Periodista turística / Premio Marco Polo

Ciudad Rodrigo, atesora los títulos de “Ciudad Antigua, Noble y Leal”, es sede episcopal y punto de referencia de dos importantes calzadas, la romana llamada "Vía de la Plata" y la "Vía Dalmacia" (usada por san Francisco de Asís para llegar a Santiago) y Hemingway afirmó que “es una joya todavía ignorada de los españoles, es una bella desconocida”. Y quiero desmentir al premio nobel y por eso, me he adentrado para conocer esta localidad situada en el extremo más oriental de la provincia de Salamanca, a sólo una treintena de kilómetros de la frontera con Portugal.  

Llegando a ella atravieso el puente sobre el rio Agueda y mi mirada se pierde en las asombrosas murallas que rodean la ciudad. Un paseo por las calles de Ciudad Rodrigo es como  pasearte por la historia de España, pues nos encontramos con numerosas huellas de su habitabilidad desde épocas remotas;  el “Ídolo de Ciudad Rodrigo”, que se guarda en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, es testimonio de  la Edad de Bronce; el “verraco” pre-romano ubicado en la Plaza del Castillo, nos da muestra que estuvo habitada por los vetones durante la Edad de Hierro y, a unos 15 km, el conjunto de arte paleolítico al aire libre más importante de Castilla, “las pinturas rupestres de Siega Verde”, con numerosos grabados del Paleolítico Superior de  siluetas de animales y signos variados, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2010 por la UNESCO. De época romana las “Tres Columnas” de piedra berroqueñas que están situadas recibiendo al visitante en la carretera de Salamanca, son el sello de la ciudad presentes en la heráldica de la ciudad 

Se dice que, con Alfonso VI de León, a finales del siglo XI, la ciudad se reconstruyó y su primera repoblación vendría gracias al conde Rodrigo González Girón, de quien recibe su actual nombre. A partir de 1161, Fernando II de León llevaría a cabo una nueva repoblación de la ciudad, con gentes de armas, los llamados "serranos", acostumbrados a la vida de frontera. Este rey mandó construir una muralla de cal y canto de la que quedan aún restos y, a finales del siglo XV, se construyó una segunda muralla con amplias torres circulares para acoger al antiguo recinto, y una fosa y contrafoso, y es por eso que el conjunto abaluartado tiene dos líneas de murallas, formando un cinturón ovalado alrededor de la ciudad. Se conservan cinco puertas, la del Sol, la del Conde, la de Santiago, la de “Sancti Spiritus” también llamada Puerta de Santa Cruz y la de Amayuelas, la más antigua. Dicen sus moradores, que la mayor parte de sus muros se edificaron con el valor de un tesoro que encontró un hombre en la localidad de Sexmiro y que esta enterrado en la iglesia mirobrigense de San Juan. 

Gracias a sus murallas, su catedral, su castillo, palacios e iglesias, en 1944 fue declarada Conjunto Histórico-Artístico y recorriéndola, la imaginación vuela y es fácil soñar historias de caballeros, reyes y hermosas damas con la ciudad como escenario. Comencemos por su castillo. Situado en un escarpe rocoso en la parte más elevada de la ciudad, en el siglo XIV, el rey Enrique II Trastámara mandó construir una fortaleza, donde destaca la cuadrada Torre del Homenaje, de tres plantas con ventanas ojivales. Está rodeada por una muralla con torres de defensa desde la que puedes contemplar una preciosa imagen del rio Águeda y de los puentes que la atraviesan. Durante la Guerra de las Comunidades de Castilla, la ciudad se encontraba dividida entre los partidarios de Carlos I (los Águila, fundamentalmente, alcaides del castillo) y los partidarios de la Comunidad (Pachecos y Chaves, entre otros). Ya sabemos cómo terminó y fácil es suponer que los Águilas fueron más que recompensados por su fidelidad a la corona. Desde 1930 es Parador Nacional, uno de los más antiguos, y en sus muros podemos encontrar cosas interesantes: numerosas firmas de los canteros, estrellas de David, e incluso, marcas en las puertas de entrada símbolos de protección. Paseando desde el sitio llamado “la Batería” por los cañones que existían en este lugar, paralelamente al rio Águeda que se encuentra a mi derecha, llego a lo que antiguamente, era la judería. Ciudad Rodrigo contó con una importante comunidad judía y más tarde conversa contra la cual actuó duramente el tribunal de la Inquisición. De la judería solo se conserva el solar de la antigua sinagoga de los judíos expulsados que, en 1492, los Reyes Católicos cedieron a la Orden Hospitalaria de San Juan (orden de Malta u Orden del hospital) para su Hospital de la Pasión. Estos cruzados tenían su sede en Iglesia de la Tercera Orden que tiene una fachada, de elegante pórtico hexástilo, (seis columnas en fachada) y que incomprensiblemente, durante un tiempo, desapareció de los archivos vaticanos. Cerca, el palacio de los "Garci-López de Chaves conserva la “Torre del Cañón", donde aún hoy puede observarse el agujero donde estaba situado cañón. Cuenta la leyenda que, durante la guerra de la Independencia, la heroína mirobrigense Lorenza Iglesias, llena de rabia porque habían asesinado a su familia, se subió a la torre y lo disparó contra la tropa Napoleónica que se encontraba en la Plaza Mayor. 

Una ciudad con tanta historia está plagada de leyendas y, “La Ruta de los Malditos”, que comenzó de forma experimental y hoy es todo un éxito, es una teatralización de los secretos más siniestros de la localidad que resultan muy amenas e interesantes. Como la de la viuda María Adán, viuda del caballero mirobrigense Sancho Pérez que fuera asesinado. Esta mujer, se anudó alrededor de la cintura una soga con cinco vueltas, una por cada asesino de su marido, y ofreció a su hija en matrimonio a quien vengara este crimen. Un caballero portugués, Esteban Pacheco, retó y mato los dos únicos que se presentaron al duelo y recibió como premio toda la hacienda casándose con la hija de María Adán, quien se quitó dos vueltas de soga de su cintura, pero llevó las otras tres hasta la hora de su muerte.  La lápida de su sepulcro se conserva aún en el Monasterio de la Caridad de Ciudad Rodrigo.  En este monasterio se rodó la película “Que baje Dios y lo vea”, con Kara Elejalde que narra la historia de un monasterio en quiebra, cuya única oportunidad de salvación está en ganar el torneo de futbol europeo para religiosos “Champions Clerum”.   

El centro neurálgico de la ciudad es su Plaza Mayor de planta rectangular y presidida por la Casa Consistorial.  El Ayuntamiento es de estilo renacentista pero la galería superior es de arcos carpaneles sobre columnas con capitel plateresco. Está rematado por una espadaña con una campana cuyo repique durante el “antruejo “(denominación que se da a los tres días del tiempo de carnaval), sirve para anunciar la presencia de toros sueltos en las calles).  Porque la plaza mayor, durante el Carnaval de Toro, fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, se transforma y allí se levanta el coso taurino que alberga la mayoría de los actos. Es el más antiguo de España como prueba un documento de la época de los Reyes Católicos fechado en 1493, en el que se recrimina a Ciudad Rodrigo los excesivos gastos por las fiestas. Y es que esta fiesta tiene muchas peculiaridades que la hacen especial: el “Bolsín taurino mirobrigense”, que se ocupa de seleccionar “Maletillas” a los que dan la oportunidad de demostrar su valentía, el “Toro del Antruejo” único toro que es escogido a través de votación popular para no pisar el albero o el “Toro del aguardiente”, que es el antepasado del toro que correteaba sin dominio por el recinto amurallado de Ciudad Rodrigo.  Pío Baroja en “Memorias de un hombre de acción” relata el trágico desenlace de un amor escondido que tuvo como protagonista a un capitán apodado “Mala Sombra”, quien murió de una cornada en el pecho en una corrida celebrada en el coso mirobrigense mientras miraba cómo su amada flirteaba en un balcón de la plaza con uno de sus mejores amigos    Ω

Más artículos

REGRESO A PLOVDIV (BULGARIA)

27-04-2021 9:11 a.m.

El origen de Majadahonda

25-04-2021 9:59 p.m.

ASURMAJ

21-04-2021 8:14 p.m.